Jesús Nazareno de
Viñeros – Iglesia de Santa
Catalina, Málaga, España

Oh Madre mía, yo os agradezco por haberme dado esta ocasión de sufrir por Vos, y os digo: ¡quiero este dolor! ¡Yo lo deseo porque Vos así lo queréis, y lo deseo durante el tiempo que Vos queráis! Ayudadme en mi debilidad para que yo pueda cargar esta cruz como os agrade. Yo la beso como Nuestro Señor la besó en el momento de colocarla sobre los hombros, porque deseo sufrir todo.

 

Yo quedaría desolado si en mi vida no hubiese cruz. La vida sin cruz es una vida sin Vos y, por lo tanto, acepto la cruz de todo corazón. Tengo la alegría de recibir este sufrimiento en unión con Vos y para agradaros.

 

¡Dadme, oh Madre, el amor y la comprensión de la cruz!

 

(Compuesta el 5/12/1967)