Vivir para luchar o morir por Nuestra Señora

Publicado el 05/03/2021

Oh Señora de Fátima, Reina combatida y, por ahora, aparentemente derrotada; Reina de las lágrimas hoy, Reina victoriosa mañana; ¡Virgen Inmaculada, así predestinada por Dios antes de todos los siglos, y venerada en el tiempo y en la eternidad!

Dadnos la gracia de que la consideración de vuestro Mensaje, de vuestro semblante y de vuestro llanto, despierte en nosotros la convicción de que la hora presente tiene toda la gravedad trágica simbolizada por vuestras lágrimas.

Haced presente a nuestras almas la infamia del pecado inmenso de Revolución y la gravedad apocalíptica del castigo que este merece. No permitáis que esas consideraciones concluyan en un sentimentalismo vago, el cual, hoy más que nunca, sería criminal.

Hacednos comprender que por vuestras lágrimas queréis estimularnos a la lucha entusiasta, heroica, incesante. De tal forma, oh Señora, que desaparezcan las escorias de la Revolución[1] en nuestras almas y, frente a vuestros enemigos, seamos guerreros inflexibles, leones de Judá, verdaderos continuadores, en la Tierra, de los Ángeles que expulsaron del Cielo a los espíritus rebeldes.

Hacednos hombres de Fe, enteramente puros, entusiasmados con las desigualdades armónicas que constituyen el orden del universo; hombres de disciplina y de abnegación, cuyo pensamiento dominante hasta la implantación de vuestro Reino sea sólo este: Es mejor morir, a vivir en una Iglesia y en un mundo devastados y sin honra. Vivir, Madre mía, es vivir para luchar o morir por Vos. Amén.

Oración compuesta por el Dr. Plinio en 1973

Notas:
[1]Por Revolución el Dr. Plinio entendía el movimiento que desde hace cinco siglos viene demoliendo a la cristiandad y cuyos momentos de apogeo fueron las grandes cuatro crisis del Occidente cristiano: el protestantismo, la Revolución francesa, el comunismo y la rebelión anarquista de la Sorbona en 1968. Sus agentes impulsores son el orgullo y la sensualidad. De la exacerbación de esas dos pasiones resulta la tendencia a abolir toda legítima desigualdad y todo freno moral. A su vez, denominaba a la reacción contraria a ese movimiento de subversión como Contra-Revolución. Estas tesis están expuestas en su ensayo Revolución y Contra-Revolución (cf. CORRÊA DE OLIVEIRA, Plinio. Revolução e Contra-Revolução. 5.ª ed. São Paulo: Retornarei, 2002), publicado por primera vez en la revista mensual de cultura Catolicismo en abril de 1959.

Deje sus comentarios

Los Caballeros de la Virgen

“Caballeros de la Virgen” es una Fundación de inspiración católica que tiene como objetivo promover y difundir la devoción a la Santísima Virgen María y de colaborar con la “La Nueva Evangelización” , la cual consiste en atraer los numerosos católicos no practicantes a una mayor comunión eclesial, la frecuencia de los sacramentos, la vida de piedad y a vivir la caridad cristiana en todos sus aspectos. Como la Iglesia Católica siempre lo ha enseñado, el principal medio utilizado es la vida de oración y la piedad, en particular la Devoción a Jesús en la Eucaristía y a su madre, la Santísima Virgen María, mediadora de las gracias divinas. Sus miembros llevan una intensa vida de oración individual y comunitaria y en ella se forman sus jóvenes aspirantes.

version mobile ->